jueves, 12 de junio de 2008

ABBA PADRE! PAPITO LINDO!


Patricio Maldonado hizo referencia a esta palabra el Miércoles en su mensaje a la congregación y hemos considerado apropiado transcribir algo acerca de esto, para que los que no estuvieron también puedan sacar provecho de esta enseñanza. Algunos dicen que la palabra ABBA significa "Papito", también "Papito lindo", pero ¿qué significa en realidad?: “Abba es una palabra aramea y la encontramos en tres pasajes Mr. 14:36; Ro. 8:15 y Gá. 4:6. En los tres versículos la encontramos acompañada con la palabra griega “pater”, que significa padre. Según el Diccionario de W. E. Vine “abba es la palabra formada por los labios de los niños de pecho, e implica una confianza total; pater expresa un entendimiento inteligente de la relación. Las dos palabras juntas expresan el amor y la confianza inteligente del hijo. El escritor Burton comenta:“ABBA es una especie de cariño afectuoso por el Padre, término que el mismo Jesús empleó”. Es un término que expresa afecto caluroso y la confianza filial. No tiene ningún equivalente perfecto en nuestro idioma, pues no tiene raíz en algún idioma, ya que el parecer tomó fuerza de una costumbre familiar. En los idiomas europeos pasa por un término eclesiástico el termino ABBOT. En el Literal and Consistent New Testament, hay una nota de Donald A. Nash al pie de la palabra ABBA, señalando: "Este es un término arameo afectuoso para referirse a Padre". Como veremos a continuación esta palabra aparece sólo en tres ocasiones en el Nuevo Testamento, una de ellas la dijo Jesús, mientras que las dos restantes fueron dichas por Pablo.“Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú.” (Mr. 14:36)“, "Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!” (Ro. 8:15)“, "Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!” (Gá. 4:6)En el caso de Jesús la dice en un momento de profundo dolor pues estaba próxima su muerte, y claramente se ve que se dirige al Padre celestial. También es importante resaltar que era en un momento de oración. (Se dirigía a su Padre con confianza). Pablo escribiendo a los romanos y teniendo como tema la carne y el Espíritu, deseando que seamos guiados por el Espíritu, (El Espíritu nos guía a través de su palabra) para ser hijos de Dios, nos dice que ahora podemos clamar ¡abba, Padre! Es decir que esta palabra está estrechamente ligada con la palabra hijo, somos adoptados y es así como podemos llamar a Dios Papá, de otra manera no podríamos llamarle así. En el caso de Pablo a los gálatas también es enfatizar que ya somos hijos de Dios. Pero bien , como aparece ABBA siempre unida a PATER, y ambas significando padre, al traducirla al castellano, sería como lo que señala la siguiente versión:“Jesús se alejó un poco de ellos, se arrodilló y oró a Dios: "¡Padre!, ¡papá!, si fuera posible, no me dejes sufrir. Para ti todo es posible…” Lo que aquí está haciendo Jesús es enfatizar la relación con su Padre, llamándole en dos idiomas distintos. Y era tan íntimo el término, tan propio de un hijo que "los esclavos tenían prohibido dirigirse al padre de familia con este título.” Era patrimonio exclusivo de los hijos. Vine nos dice que “abba es la palabra formada por los labios de los niños de pecho” Históricamente se nos dice: “Normalmente era la primera palabra pronunciada por un niño, pero los adultos también podían usarla para sus padres, y los estudiantes a veces la utilizaban para sus maestros.” (COMENTARIO DEL CONTEXTO CULTURAL DE LA BIBLIA NUEVO TESTAMENTO. EDITORIAL MUNDO HISPANO.)Resumiendo, entonces en los textos de la Biblia, al hablarnos del término ABBA se nos habla de varias cosas. -Por un lado de la intimidad que sólo se da entre padre e hijo, con la confianza, cariño y ternura que este hecho conlleva; -por otro lado de la legitimidad del hijo la que no puede ser imitada en otra relación y, -en tercer lugar, de los beneficios de ser un hijo, un verdadero heredero de las riquezas del Padre. Toda esta significación la encontramos en Gálatas 4:6-7: “(6) Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! (7) Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.” Aqui Pablo hace la diferencia entre hijo y esclavo. Abba siempre es patrimonio del hijo, jamás del esclavo. La gran enseñanza de las Escrituras es que somos hijos y Dios es nuestro papito.La pregunta final del mensaje de este Miércoles de oración era: ¿Tú ya puedes llamar a Dios abba? ¿Ya eres hijo de Dios? ¿El es tu papito lindo?

3 comentarios:

Yoli dijo...

Excelente, me ayudo mucho con mi estudio acerca de Romanos 8:15. Dios le bendiga.

vamos por todo dijo...

Buenos Días.
Martes 6 de abril de 2010
5:28 de la mañana

tuve un sueño algo extraño, soñé que estaba en una casa, don de habitaban personas que en esencia eran pobres, mas yo no podía opinar ni mencionar nada, tenia a mi lado siempre a un joven al que yo le decía que eran pobres por ellos lo pensaban así... mas no me entendían, hacían algún tipo de tortillas saladas y dulces, y un especia de bananas ahumadas en troncos grandes de carrizos atados, yo no quería comer, sabia que yo no pertenecía a ese lugar, el muchacho busco muchas maneras de que yo escapara, mas no era posible, recuerdo que solo había 2 hombre y los demás era una señora y como 4 hijas, el varón que a mi me cuidaba raramente me dejaba solo, mas había otra mujer menor que el que siempre me daban mas o menos lo que yo pedía, yo quería comida de la que estaba acostumbrado y pensaba dentro mi, que estas personas Vivian así por que querían... sabia que tenían las llaves de mi carro, mi ropa, y mi cartera que para mi era lo Único que ocupaba, uno de mis últimos intentos de escapar estaba por llevarlo a cabo, el muchacho me dio comida, y consiguió mis cosas, menos mi camisa, no se por que razón, escondiéndonos de la señora y su hermana entreteniendo a 2 de ellas, llegamos dentro de la casa y del congelador trato de sacar unas camisas envueltas en cuadros de plástico, de vestir de color café, que hacia la señora, de pronto llego ella y nos descubrió, y en otro idioma algo le dijo como llamándole la atención al chico... Ya no pude soportarlo mas y solté el llanto, estaba cansado, tenia hambre, me sentía sucio, tenia miedo... y solo en mi sueño pude gritar fuerte mente con las manos al cielo ABBA PADRE !!!. De pronto las señora llego a mi lado, con 3 camisas de vestir de manga larga, la primera era de material fino en cuadros pequeños a blancos y negros, y las otras dos una blanca y la otra azul cielo. En ese momento desperté por que mi gata estaba en mis pies y la toque, eran las 5:28 de la mañana, muy similares a romanos 8:15, solo recuerdo una cosa muy fuerte, cuando grite ABBA PADRE fue con todas mi fuerzas y toda mi fe, mis manos temblaban con razón, le hablaba a mi Papito lindo, después de eso empecé a hablar en alguna lengua y fue ahí donde la mujer se acerco a mi y me ofreció las camisas.
saludos les dejo mi correo

Santiago Arellano Cortes
Mail: sams126@yahoo.com

Clandestino Marxista dijo...

Esta muy bonito...